Por qué respirar en las posturas

Algo que me intriga mucho es el escaso énfasis en que tradiciones de linajes muy antiguos ponen al hacer ejercicios físico, y cuan poca importancia se le da a la respiración en escuelas “modernas”.

Personalmente, no concibo realizar una práctica sin observar la respiración aunque entiendo que muchos practicantes no lo hagan.

Por mi educación, tengo muy instalada la frase “si no podes respirar cómodamente esta posición no es para vos“. Claro que hoy, ahora mismo, quizás puedas respirar como quizás no.

Depende del estado general de cada uno, de la preparación y las condiciones para haber llegado aquí.

En la tradición de TKV Desikachar y por ende de su padre, T. Krishnamacharya, si no somos capaces de inhalar cómodamente en seis segundos, u otro tanto para exhalar, esta postura está fuera de alcance por más que visualmente esté perfecta. No cumplimos los requisitos mínimos para adquirir los efectos energéticos de la postura en cuestión. Con menos de 6 segundos para exhalar no es posible físicamente establecer o sostener ningún bandha, o como realmente se llama yogamudrā.

Es verdad que con el dominio físico deviene naturalmente una especie de dominio energético pero una cosa no es indivisible de la otra: la primera debe guiar a la segunda ya que son interdependientes.

Solo por nombrar otras tradiciones, tanto en Reusii Dat Ton (ejercicios del practicante Tailandés) como en el Yantra Yoga (ejercicios de yoga tibetano enseñados por Namkhai Norbu) la relación de los componentes de la respiración tienen un lugar y una forma según cada secuencia en particular, si despojamos los factores respiratorios de la postura estamos dejando de lado la visión de practicar para despertar ciertas cualidades que de otra forma se verán contradecidas o anuladas en el mejor de los casos.

Incluso para los yogi-s de tradición Nath, las posturas de las que se habla en las composiciones tradicionales son solo las de sentado o viparitakaranī, un tipo de posición invertida.

Otro aspecto a tener en cuenta:

dirga” y “suksma” dice Patañjali que debe ser la respiración, y T. Krishnamacharya nos asegura que hay que hacerla desde el comienzo de la práctica y no dudaría en aseverar “desde el comienzo de la vida”.

Quién puede respirar puede hacer yoga” dice una de sus frases mas famosas. Pero ¿hace yoga quién no respira?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s