Reglas del sánscrito

El idioma sánscrito es uno de los lenguajes más refinados que usa cada parte del mecanismo del habla y la raíz de muchísimos idiomas indoeuropeos y dialectos de la actualidad.[1]

11318-BIG

                © Sangeet Natak Akademi, New Delhi, India

En la forma más tradicional de enseñanza, los estudiantes comienzan a recitar a temprana edad (entre los 8 y los 12 años, usando un mantra (canto u oración) especial conocida como gāyatrī mantra[2],un mantra sagrado de purificación, y luego de la iniciación se espera que los alumnos permanezcan con sus maestros hasta estar listos para graduarse (cerca de los 25 años de edad).

El énfasis en la transmisión está en la impecabilidad y la disciplina. Tradicionalmente, el maestro no avanza en las enseñanzas a menos que el alumno pueda cantar perfectamente lo que se le ha transmitido. Para lograrlo, éste último necesita de un enorme foco y completa atención a las reglas de recitación.

Hoy en día, es común encontrar que se suelen hacer concesiones y variaciones según las capacidades de cada alumno para beneficiar de su proceso de aprendizaje.

Normalmente no estamos acostumbrados a llevar la atención al órgano de fonación y a la forma en que se producen los sonidos. Al comienzo de la práctica nos requerirá un esfuerzo especial y adecuado para la pronunciación de cada fonema, conocidos y desconocidos, como si estuviéramos deconstruyendo la forma en la cual nos expresamos cotidianamente. Como todo hábito, una vez aprendido, olvidamos su origen y el esfuerzo que necesitamos para el aprendizaje del lenguaje de la familia.

.

Entre aquellos que toman estos textos como sagrados, se dice que “ningún humano tiene la autoridad de modificar la forma en que los Veda-s fueron revelados [o escuchados]”.

Es por esta firmeza, en lo que al canto védico concierne, que los Veda-s son oídos y recitados hoy, exactamente como hace miles de años atrás.

Samskṛtam o sánscrito literalmente significa el “idioma perfeccionado, completo o perfectamente construído”.  la proposición sams quiere decir “junto o completo”, y kṛtam proviene de la raíz “hacer” y quiere decir “hecho”.

El idioma en que fue recopilado es el único entre las lenguas muertas que conserva tratados de fonética hasta el día de hoy que nos dicen cómo pronunciar sus palabras. Existen tratados generales de conservación de los Veda llamados Śikṣa y particulares de alguna porción conocidos como Pratiśakhya (śakhya significa escuela) como el ṚgvedaPratiśakhya o el Taittīriya Pratiśakhya donde explica cómo debe pronunciarse esos fragmentos en particular.

La Dra. M. Elena Sierra traduce un párrafo muy bello del Aitareya-Aranyaka 2.2.4:

“Así se formó la recopilación de mil versos bṛhati, en la que
vyañjana, (las consonantes) [constituyeron] śarira (este cuerpo);
ghosa (las vocales) [constituyeron] atman (su alma);
uṣman (las fricativas) [constituyeron] prāṇa, (el aire vital)”

Al sánscrito de la época de los veda se lo llama “védico” para diferenciarlo del período clásico posterior (nacido en el siglo IV antes de cristo, donde se compusieron los Purana, y el gran sabio Panini escribió tratados de gramática del idioma. Debido a esto debemos tener presentes las diferencias.[3]

Nosotros nos ocuparemos del sánscrito védico. En él, “uno fija todo concepto a través de la melodía. Es oral y melódico”[4] Veremos en alguna de las traducciones que estudiaremos que los términos que se usan en este tipo de composiciones son consejos o descripciones usando términos o expresiones cotidianas, esto sucede porque para los veda, si la filosofía no puede ser usada de forma cotidiana, ni siquiera es considerada como tal. Son expresiones que nos ayudan a superar vicisitudes cotidianas y por lo tanto a liberarnos a través de su consejo, no está destinada a eruditos, sino que su sabiduría tiene que ser accesible para todos.

.

.

A continuación veremos las 6 reglas fundamentales en este Śikṣa. No están expuestas en su totalidad, ni así tampoco todas las reglas gramaticales, pero nos dan una idea general:

vyȁkhyāsyāmaḥ | varṇa svaraḥ | mātrābalam | sāmá santānaḥ[5]|

ityuktaśīkṣādhyaḥ ||

.

1. varṇa

Representa la parte de pronunciación de los cantos. Cada una de las sílabas debe pronunciarse correctamente porque en el sánscrito hay letras que difieren levemente una de otra (son 51) y puede llevar a ciertas confusiones cambiando el sentido de la oración.

La terminología fonética que usaremos para textos escritos es IAST (International Alphabet of Sanskrit Transliteration)[6]cuyos caracteres modificados del latín son usados para diferenciar ciertas sutilezas en la pronunciación y traducirla de la escritura devanagari a una aproximada[7]a la que usamos hoy en día en occidente, independientemente de la forma en al que pronunciamos cada letra en distintos idiomas.

Podemos decir entonces que una en IAST, suena a Ch en Español. O una śa (distinta de sa ó ṣa) suena parecido al ya en porteño; con toda la lengua en el paladar duro (śa), y con la punta de la lengua en el paladar blando la última (ṣa). Al principio cuesta un poco pero como resultado del proceso de aprendizaje se da naturalmente y sin esfuerzo conceptual.

Algo parecido sucede con n ṇ ṅ o m ṁ ṃComo regla general, las letras que tienen puntito debajo son cerebrales o retroflexas (como por ejemplo ṇ o ), las que tienen en puntito arriba son nasales (ṅ o ).

Las vocales que duran un mātrā suelen pronunciarse más cerradas que las que duran dos mātrā o más.[8]Para recordar fácilmente cada letra, Panini las agrupó según el lugar de la boca y garganta en el que se producen:

  • gutural (a, ā, ka, kha, ga, gha, ṇa, ha), en la garganta;
  • palatal (i, ī, ca, cha, ja, jha, ña, ya, śa), en el paladar duro con toda la lengua apoyada;
  • retroflexas o cerebrales (ṛ,ṝ, ṭa, ṭha, ḍa, ḍha, ṇa, la, ṣa), en el paladar blando con la punta de la lengua;
  • dentales (lṛ, ta, tha, da, dha, na, la, sa), en los dientes;
  • labiales (u, ū, pa, pha, ba, bha, ma, ḥpa, ḥpha, ḥba, ḥbha, ḥma), en los labios;
  • nasales (ña, ma, ṅa, ṇa, na, ṃa), resuenan en la nariz;
  • o la combinación de alguna de ellas:

gutural y palatal (e, ai),

gutural y labial (o, ai),

dental y labial (va),

Estos fonemas por sí mismos son tan poderosos que al alfabeto sánscrito tradicionalmente se lo suele cantar como un mantra antes de algún ritual o recitación tanto como para recordar y dar energía, como para evitar equivocaciones de pronunciación.

A este mantra se lo llama vaṛnamālā (vaṛna: pronunciación; mālā: guirnalda o rosario)[9]o vaṛnapāṭha[10]y es la base de todos los mantras[11].

aṁ    āṁ    iṁ     īṁ    uṁ     ūṁ   ṛṁ     ṝṁ

lṛṁ    lṝm   eṁ    aiṁ  oṁ     auṁ aṁ*   aḥ

kaṁ  khaṁ         gaṁ ghaṁ          ṅaṁ

caṁ  chaṁ          jaṁ jhaṁ       ñaṁ

ṭaṁ   ṭhaṁ  ḍaṁ  ḍhaṁ          ṇaṁ

taṁ   thaṁ  daṁ  dhaṁ          nam

paṁ  phaṁbaṁ  bhaṁ          mam

yaṁ   raṁ   laṁ   va

śaṁ  ṣaṁ   sa

haṁ  kṣaṁ ḷaṁ   jñaṁ

 

Kārana varṇaḥ

Cada sonido o kāra, como veremos está relacionado con el potencial de un elemento particular correspondiente a los tanmatra.

Cada sílaba tiene una fuerza o energía que contiene uno de los 5 elementos potenciales derivados de los Māhābhutas. Una palabra, así como cualquier objeto de nuestro mundo puede tener la combinación de ellos, y por lo tanto llevar su fuerza. Los podemos organizar según la siguiente tabla.

Vāyu Agni Bhūmi Āpa Ākāśa
a ā i ī ṛ ṝ lṛ
e ai o au aṃ
ka kha ga gha ṅa
ca cha ja jha ña
ṭa ṭha ḍa ḍha ṇa
ta tha da dha na
pa pha ba bha ma
ya ra la va śa
ṣa kṣa sa ha
Aire Fuego Tierra Agua Espacio

 

Sandhi

La unión del final de una palabra con el principio de la otra puede comprimir y hasta variar levemente la pronunciación. A eso se lo llama declinación en lingüística o sandhi en sánscrito. Hay muchos casos en los que se aplica y afecta pronunciación en pos de la continuidad y fluidez de la oralidad.

Por ejemplo:

*en el caso de visarga (ḥa), cuando juntamos palabras como naḥ y pracodayat, se debería pronunciar naḥpracodayat, modificando levemente la aspirada y cerrando la boca de modo de no perder la continuidad.

*cuando juntamos palabras como namaḥy śivāya, se debería pronunciar namaśśivāya (ḥ + ś = śś)

*cuando juntamos palabras como namaḥy namaḥ, se debería pronunciar namonamaḥ (aḥ + n = on)

*cuando juntamos palabras como bhrājaḥy sūryaḥ, se debería pronunciar bhrājassūryaḥ (ḥ + s = as)

*cuando juntamos palabras como varenyamy savituḥ, se debería pronunciar varenyagṁsavituḥ (m + s = gṁs)

*cuando juntamos palabras como savituḥ y tat,se debería pronunciar savitustat (ḥ + t = st)

*cuando juntamos palabras como gaṇapatim y havāmahe,se debería pronunciar gaṇapatigṁhavāmahe (m + ḥ = gṁh)

Hay varios ejemplos más, pero esto son los casos más comunes.Con esto terminamos la sección concerniente a la pronunciación llamado varṇa.

.

2. svara

El canto Védico es un compendio de 3 tonos[12]o notas llamadas svara-s: udātta, anudatta, y svarita, representando la nota más alta, la baja, y la media (o neutra) respectivamente.

A efectos de cantar desde un texto escrito como si fuera una partitura se le agregan algunos símbolos tanto en alfabeto latino como en devanagari.  En los textos que se trata de conservar su notación de forma secreta para transmitirse de profesor a alumno estas notaciones no se usan. En esos casos, si hubiera mucha motivación pero no tenemos el acceso a un profesor calificado puede cantarse todo en un tono neutro.

La primera se identifica con una línea vertical sobre la sílaba, la segunda con una línea horizontal debajo de la sílaba, y la última o neutra, no tiene ninguna línea arriba o abajo.

udātta: á, í, ú

anudatta: a,i,u

svarita: a, i, u

Existe una cuarta nota conocida como nigādha donde la nota crece desde el tono neutro al más alto, como por ejemplo ȁ ȅ ȉ ȕ.

La forma udātta cambia a nigādha cuando:

– un mantra termina con una udātta larga

– un mantra termina con una anusvara (ṁ) con udātta

udātta es seguido de consonantes combinadas como kṣ, stha, tv, etc.

Como el tono neutro natural varía para cada persona, cuando existe un encuentro grupal donde se recitan los veda, antes de comenzar se suele cantar el pranava Oṁ más largo de lo normal, de modo de ajustar el tono neutro para encontrar armonía entre las voces.

Muchas veces a la hora de enseñar se suelen marcar los 3 tonos con gestos, hay 2 más comunes: uno con la cabeza y otro con las manos. Cuando se pronuncia una udātta se sube la cabeza o mano, cuando se pronuncia una anudatta se baja la cabeza, y cuando se pronuncia svarita se mueve la cabeza o la mano ligeramente hacia la derecha.

.

3. mātrā

Son los tiempos de duración de las sílabas. Hay 4 tipos de mātra-s :

Hrasva: (una unidad) a i u

Dīrgha: (dos unidades) e o ā ī ū, o en e2 y o2, y se pronuncian ee oo aa ii uu, o eeee y oooo respectivamente

Plutam: (más larga de 2 unidades), en las vocales seguidas por el número 3

ArdhaMātra: media unidad, como en las oraciones que terminan con consonantes.

Tradicionalmente, y por más que no se lo indique formalmente, al final de cada oración o de cada párrafo la última sílaba se suele alargar un mātra más. Algo parecido sucede cuando se realiza mantrajapa, ya que el último mantra se canta más lento para indicar el final del sonido y el comienzo del silencio.

Una equivocación muy común sucede cuando cantamos la combinación de letras del praṇava Oṁ demasiado largas. Dentro del contexto de una clase de yoga y si solo se canta el praṇava es aceptable, pero dentro de una recitación más extensa pierde su valor.

.

4. balam

Es la fuerza de las sílabas y puede ser clasificada en mahā prāṇa o alpa prāṇa.

Las primeras deben ser pronunciadas con el aire saliendo del abdomen como si fuera un fuelle (“aspiradas”); y dependen de la consonante ḥ o ḥa también llamada visarga.

mahā significa grande, prāṇa energía, fuerza o aliento.

Las del último grupo se recitan suavemente o con el volumen de aire normal (alpa).

mahā prāṇa: kha, cha, ṭha, tha, pha, gha, jha, ḍha, dha, bha, ha…

alpa prāṇa: ka, ca, ṭa, ta, pa, ga, ja, ḍa, da, ba, ya, ra la vu, śa, ṣa, kṣa, sa…

Si no se pronunciara la visarga correctamente, la palabra puede cambiar completamente de significado. Ella es la que le da potencia o energía al mantra pero también a nuestro sistema energético, avivando a jaṭharāgni, responsable de nuestra buena digestión, metabolismo y energía física.

.

5. sāma

Es la unión de los diferentes svara-s o sílabas que se recitan en diferentes notas. La recitación debe ser continua aún, cuando una palabra termina con una nota alta y la palabra que sigue comienza con una nota baja. Si se sube mucho la primera de estas sílabas, y para bajar a la siguiente suena una pausa, eso sería incorrecto.

.

6. santānaḥ

Es la continuidad y respeto de las palabras, ya que el silencio es tan importante como el sonido (del silencio externo surge el nāda o sonido interno):

– Debo tener cuidado dónde debo tomar aire para respirar, porque si lo hago en medio de una palabra podría estar cambiando el sentido de la oración.

-Por otro lado, siempre debo hacer una pausa entre una palabra que termina con una vocal y otra que empieza con una vocal también.

-Dentro de una misma palabra, si dos akṣaras (consonantes) aparecen juntas, generalmente se marcan como si hubiera una pequeña separación entre ellas. Ej: śraddhā (śrad-dhā) o anna (an-na).

-Una pequeña y suave pausa debe recitarse luego de cada Oṁ.

-Entre la recitación de una oración (o mantra) y otra.

-Cuando la visarga () es seguida de (kṣa)

[1]Ver Varṇa o Vocabulario sánscrito (Varṇamālā)

[2]Ver Gāyatrī en Anexo Textos tradicionales, donde se lo explica con mayor detalle

[3]El lenguaje védico temprano era litúrgico y oral, hasta el medioevo donde se pudo dar estructura y sistematización para la escritura. El sánscrito clásico re-sistematiza al védico y, como todo cambio cultural, produjo grandes cambios estructurales de modo y uso.

[4]Dra. María Elena Sierra, Profesora de Lengua y Literatura Sánscritas en la Universidad de Barcelona.

[5]Taittirīya Upaniṣad, Śikṣa Valli

[6]Otro tipo de transliteración es la UNICODE que usa mayúsculas para identificar las vocales largas. Por ejemplo mahā en IAST, corresponde a mahA en UNICODE.

[7]Es aproximada ya que muchas veces se pierden sutilezas en las declinaciones

[8]Ver punto 5. mātrā, para más información.

[9]Esta es una de sus presentaciones, Ver Kārana varṇaḥ por otra presentación más aceptada.

[10]vaṛnapāṭha es un término utilizado por budistas y el precedente del uso de la voz como representación de “la voz iluminada de Buddha”.

[11]Pedro Manuel Castro Sánchez

[12]Se dice que de los 4 vedas, los que tienen enseñanzas como Ṛg, Atharva y YayurVeda se recitan con 3 notas, el Sāmaveda, que es solo musical (y por ello considerado inferior) posee 7 notas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s