¿Quién puede cantar los Veda-s?

En la antigua India, los cantos de los veda-s formaban parte de la actividad diaria en la vida de cualquier persona. A medida que la historia se fue desarrollando, las cosas lentamente fueron cambiando: las mujeres fueron desterradas del canto védico y solo se le permitía recitar a los hombres de la casta religiosa o Brahmin. Las razones de esto se desconocen.

Sin embargo, en textos antiguos tenemos referencias que establecen que cualquier persona puede practicar Cantos Védicos, si hay interés, y siempre y cuando las reglas de recitación se respeten.

kausalya-rama

Kausalya y Rama

Por ejemplo, en el Rāmāyana, primer poema épico de la India, la reina Kausalya (madre de Rāma) recita Puruṣasūktam, un canto de los Veda-s. (ayodhyā kāṇḍa 4.33)

Con la fuerza de esta referencia y otras escrituras más, como la de Āpastambha sūtra,  por ejemplo, en la que dice que “cualquiera puede recitar en momentos de crisis, sea o no brahmin“. El erudito en los Veda-s (Vedakesari) T. Krishnamacharya, como pocos otros,  abrió las puertas del Canto Védico a través del yoga a muchos de nosotros, sin restricciones de raza, género, ocupación o afiliaciones políticas. Gracias el esfuerzo y estudio de este gran maestro, y sus estudiantes, nos llegan a nosotros algunos pasajes tal como él los enseñara.

Específicamente en los Upaniṣad-s encontramos conversaciones entre padres e hijos, entre hombres y mujeres, maestro y alumno… cosas que no fueron únicamente creadas para usarlas religiosamente. Si vemos que el involucramiento (religioso o no) con los textos o “si cualquier cosa que hagamos nos trae algún beneficio, debemos hacerlo“.  Eso decía el profesor Śrī T. Krishnamacharya.

11315

© Sangeet Natak Akademi, New Delhi, India

De hecho, la palabra Upaniṣad significa “aquello que nos acerca a la verdad” o “lo que nos acerca a la enseñanza [dada en los veda]”. El prefijo upani significa “sentarse cerca” ṣad significa “verdad”, por lo que se suele traducir como sentarse a los pies de la verdad [que devela un instructor o maestro que enseña los veda].

No pretende conformar un sistema y no intenta demostrar un dogma en particular; ninguno de los maestros que las escribió se aclama profeta y representan el pensamiento de un pueblo, no el de un individuo (no existen créditos acreditados por las composiciones), por lo que tampoco quedan limitados a un contexto identificable religioso, al cual hoy en día se los suele asociar.

 

Entonces, cualquier persona que tenga confianza o interés en aprender, puede aprender cantos védicos.

Pueden hacerse variaciones como con otras herramientas de Yoga. En el caso de existir síntomas como irritación de garganta, problemas en el aparato fonético o problemas respiratorios también podemos beneficiarnos con pequeñas modificaciones, ya sean susurrar, cantar mentalmente, cambiar la escala tonal o simplemente escuchar dejando que las vibraciones externas también puedan ejercer su influencia sobre nuestro ser.

Para recibir los beneficios del canto, ya sea cantado o escuchado, no hacen falta conocimientos previos del idioma sánscrito, ni saber exactamente la traducción o distintos niveles de significado de lo que suena. Tampoco es un pre-requisito saber de música tradicional o de la india, o cualquier otro tipo de entrenamiento de la voz. Ambos tipos de conocimiento se van generando clase a clase.

 

Solo hace falta tener la predisposición y la motivación correcta para empezar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s