Tips para dar Masajes en Casa

Siempre nos preguntamos que podemos hacer para ayudar al otro cuando se siente muy contracturado y por ahi aun no tenemos los recursos o el tiempo de ir a tomar clases.

A veces nos sentimos impotentes por no saber cómo ayudar a nuestro ser querido.

Una forma de hacerlo puede ser contactándolo con algún masajista o terapeuta que conocemos por referencia (propia o de alguien en quien confiamos). Con este marco, creo firmemente que cualquier tipo de terapia o ejercicio debe dejarnos mejor que cuando iniciamos la clase o el masaje, con menos dolores, sin moretones, menos molestias, con mayor rango de movimiento, con mas fuerza o vitalidad, relajación, etc. Esa frase que dice “si duele está bien” no la crean tanto…

Otra de ayudar es dándole un poco de contacto con aquello que sabemos (porque lo comprobamos nosotros mismos) le puede hacer bien.

Un comienzo sano sería probando en nosotros mismos en un auto masaje o bien preguntando mucho al otro, tener devoluciones sinceras y claras. Una vez que conocemos al otro o conocemos de lo que podemos ser capaces, el masaje en silencio (sin hablar salvo por preguntas relacionadas al masaje) es el mas efectivo de todos.

A continuación podrás leer algunos consejos desde mi humilde lugar:

RELAJACIÓN

Hay dos tipos de caminos que podemos tomar, pero ambos deben terminar en la liberación de tensiones y/o dolores (que deriva en recuperación de movilidad).

Uno de esos dos caminos es desde el comfort y descanso, en todo momento. Se produce la relajación y el cuerpo entiende cómo distenderse.

masaje boca arriba-cuello

El otro camino consiste en movernos cuidadosamente y con conocimiento del cuerpo cada vez mas profundo para soltar fibras menos superficiales. Debemos dejar pausas para que el cuerpo se suelte igualmente.

MÚSICA O SILENCIO

El silencio de la voz es muy importante para colaborar con la calma general.

La idea es que no nos distraigan de lo que sentimos tanto el masajeado como el masajista.

Los sonidos que mas relajan son los de naturaleza o música suave, sin distorsiones o sonidos estridentes.

La charla superficial puede despertar distintas emociones de las que no somos conscientes pero que afectan y distorsionan nuestra calma. Tratemos de evitarla.

Por mas que sean cosas importantes las que charlemos, nos quitan la atención que necesita esa zona del cuerpo, de disfrutar el momento y de la calma que puede traer la relajación, Podemos hablar o discutir después de la sesión también.

TÉCNICA Y ATENCIÓN

Si bien la técnica es importante, el sostén,  la sensibilidad y la intuición (unidas en la observación atenta) nos dan la dirección.

Momento a momento sobre cómo proceder con el otro, sin que duela; que movimiento, con que presión, en que área debemos trabajar para calmar al otro, ayudarlo a relajarse y pasar un momento agradable.

Un buen indicador es la respiración. Si se incrementan las respiraciones por minuto, debemos bajar la intensidad. Tengamos en cuenta que la aceleración de la respiración acelera nuestra mente, ansiedad o los miedos.

Si no podemos permanecer atentos al otro, no intentemos ayudarlo, ya que en el proceso podemos, incluso, empeorar el cuadro o la sintomatología, o bien lastimarlo.

ACEITE

El aceite es muy bueno para relajarnos. El cuerpo se nutre, lubrica y elastiza. El sentir la calidez de la mano del otro nos da el mismo confort y placidez que una caricia o un abrazo. El aceite es uno de los mejores relajantes que podamos usar.

La piel es un órgano extraordinario que siempre demuestra sintomatología de otros órganos y no solemos prestarle mucha atención.

Si vemos que la piel está seca o reseca, usaremos aceite sin lugar a dudas, ya que la presión sobre este tipo de piel puede herirla y quebrarla fácilmente.

Si la piel es seca pero gruesa, pierde sensibilidad, por lo que el aceite será un gran ayudante para volver a recuperarla.

Si la piel es muy fina y podemos ver las ventas por debajo, el aceite actuará de capa de protección.

Muchas veces, con que el aceite absorba es suficiente.

californiano2

Una buena práctica es aprender a masajear y soltar el peso del cuerpo sin aceite, y luego ir incluyendo el aceite de a poco.

Hay distintos tipos de aceite, recomiendo aceites vegetales y sin alcohol. El mas difundido es el aceite de almendras (por su neutralidad), pero también se puede usar de coco, de sésamo, de girasol, de palma, de mostaza según la zona en la que vivamos y la constitución de la persona. Si es obeso no usaremos aceite o usaremos muy poco aceite y mas bien picante (mostaza por ejemplo). Si es muy delgado o se le suelen enfriar las extremidades usaremos sésamo. Si es una persona que sufre mucho el calor o estamos en un lugar muy cálido usaremos aceite de coco que es el mas refrescante de todos.

Hay muy pocas cremas que funcionan bien y preferiremos las que tengan aceite de almendras o coco como base (son las más comunes), y que no tengan alcohol.

Antes de aplicar el aceite verificar que no esté frío y que por lo menos se encuentre a temperatura corporal.

Si el paciente es un hombre el aceite ayuda a que las manos se deslicen sin lastimar o arrancar pelos (en espalda o piernas esto es muy común)

TEMPERATURA

El cuerpo tiende a endurecerse con el frío así que propiciaremos ambientes cálidos.

A medida que el cuerpo se relaja, pierde más calor aún, así que protegeremos al otro cuidando que no quede mucho tiempo destapado o incrementado más la temperatura del ambiente.

Si colocamos las manos en el otro y sentimos su calor, nuestras manos están frías y debemos calentarlas aún más.

Si sentimos algunas partes de la espalda mas calientes que otras es probable que el calor se concentre donde tenemos la contractura, ya sea por inflamación o simplemente como una forma propia del cuerpo de hacer que se relaje la zona. Generalmente si hay mas calor, en esa zona debe haber dolor, así que debemos masajear con precaución o evitar la presión.

Hay varias formas de calentar nuestras manos: aplaudiendo, frotando, poniendolas bajo el agua caliente o en sobre una estufa… lo que mejor nos funcione. Al aceite podemos calentarlo introduciendo el frasco contenedor dentro de otro mas grande con agua caliente o sobre un calefactor.

Si hace mucho calor no usaremos mucho el frotamiento durante el masaje para evitar sobrecalentar.

PRESIÓN

La presión ideal siempre debería ser introducida de forma gradual para que el cuerpo no la rechace, tanto para ingresar como para salir.

Si queremos hacer algo profundo vamos a aflojar y relajar la musculatura más superficial para acceder a la más profunda.

Tengamos en cuenta que si usamos aceite y queremos ir profundo no debe quedar mucho en la superficie, ya que hace nuestros movimientos imprecisos. Por lo tanto, hasta que la piel lo absorba usaremos las palmas abiertas o antebrazos, ni pulgares ni mucho menos codos o rodillas.

Si la piel es muy fina no haremos demasiada presión.

Si hay una contractura con nudo pero sin dolor, podemos quedarnos quietos mas tiempo en ese lugar específico para lograr acceder mas profundo.

Si existen edemas, la presión va a ser muy muy suave, para estimular el sistema linfático que está ubicado apenas debajo de la piel.

LomiLomi

VELOCIDAD

Como en las otras actividades, el tipo de actividad, contacto, presión va a ser gradual, y la velocidad no es una excepción.

Trabajar todo el masaje de forma lenta no es mala idea, inclusive va a tener un efecto más relajante.

Los golpes con puño de algodón o con bolsitas de semillas o lavanda para terminar un masaje activan de una forma suave todo el cuerpo.

MOVIMIENTOS

Los movimientos lentos y largos (con aceite) son los más relajantes.

Los movimientos de “patas de de elefante” o “caminata de gato” son muy relajantes también y no requieren aceite.

Los movimientos rápidos o cortos son más estimulantes.

A éstos últimos los preferiremos a la hora de terminar un masaje en el caso de que tenga que seguir el día nuestro paciente, o en el caso que tenga que manejar su auto camino a casa por ejemplo.

Claro que pueden haber combinaciones de ambos.

Si tenemos la posibilidad de trabajar con la menor cantidad de ropa posible, los movimientos largos, de pies a hombros o a manos suelen dar la sensación de integración.

Pueden ser simétricos o no. Si la persona está muy ansiosa, podemos cambiar los movimientos de una parte del cuerpo a otra, o de cortos a largos, o de velocidad lenta a rápida y lo que puede esperar ayuda a soltar y dejar de controlar.

Si contamos con alguien muy desestabilizado le daremos la calma que proviene de hacer movimientos rítmicos, largos, lentos y simétricos.

CUERPO DEL MASAJISTA

Existe un error común de que el masaje tiene que ser haciendo movimientos rápidos con el pulgar. Eso no se siente bien tanto en el cuerpo del paciente como en nuestro cuerpo, y hay muchas otras partes de nuestro cuerpo que podemos usar. Lo puntual o profundo debe hacerse lento siempre.

Si trabajamos con partes duras de nuestro cuerpo cuidemos de no tocar partes duras del paciente, como columna codos, muñecas, rodillas, tobillos. Eso no solo se siente mal sino que podemos dañar las funciones articulares.

Debemos saber que realizar el masaje con la palma de la mano abierta, blanda y completamente apoyada es lo mejor para ambos.

Una práctica saludable para el masajista es alternar partes de nuestro cuerpo para el masaje: colocar aceite con palmas abiertas, calentar con antebrazos, masaje puntual con dedos gordos, volver a utilizar palmas abiertas para volver a relajar el tejido, calentar con frotado de palmas o movimientos más rápidos, utilizar el codo, puntas de dedos o la rodilla de forma lenta para llegar mas profundo.

DeepTissue

Para utilizar los pies o las rodillas debemos asegurarnos de no entregar ni sacar el peso del cuerpo de golpe o por torpeza. Jugar nos ayuda a crecer, pero siempre cuidando al otro.

Para trabajar con los pies, por ejemplo, es bueno tener una/s soga/s o tela/s colgadas del techo desde donde podamos sostenernos.

Otro importante aspecto que hasta los profesionales llegamos a descuidar es la falta de conciencia de la posición de nuestro cuerpo, del tipo de esfuerzo que ejercemos o de la combinación de ambos.

Si hacemos fuerza con nuestras manos se produce un temblor y eso no se siente bien. Recomiendo explorar y usar el peso del cuerpo (con la fuerza de la gravedad).

Observar como se siente en nuestro cuerpo y corregir la postura si fuera necesario para no lastimarnos. Lo principal es no lastimarnos la espalda.

Si usamos pulgar o puntas de dedos, cuidar la alineación de la muñeca con el codo y los dedos por ejemplo.

Por último pero no menos importante, cuidar nuestras uñas y piel, que no pinchen ni raspen.

LUGAR DEL MASAJE

El lugar del masaje puede ser en el piso sobre un futon, tatami o frazadas. Puede ser sobre camilla o sobre unas frazadas en la mesa. Puede ser en una silla o en cualquier lugar en el que ambos podamos sentirnos cómodos.

IMG_3206

Sería genial cuidar todas las sensaciones:

  • la temperatura del ambiente cálida,
  • dónde no haga falta demasiada ropa,
  • dónde no haya desorden (ya que eso puede distraer),
  • que no hayan imágenes o sonidos que nos distraigan de la experiencia (ni tele, ni radio y preferentemente música o sonidos de naturaleza)
  • que no haya demasiada luz (podemos tapar los ojos)
  • que hayan olores perfumados y no muy fuertes
  • que las telas que usemos no piquen o raspen y sean mas bien suaves
  • Cuidar los “chifletes” o ráfagas de viento frío.
  • al final ofrecer algo rico para relajar o limpiar el paladar

SINTOMATOLOGÍAS COMUNES

Debemos entender la causa de las tensiones y los dolores ya que no siempre la causa es muscular.

Si hay dolor, las fibras se tensionan para proteger la zona.

Muchas veces la tensión mas sutil, emocional o mental se manifiesta en el cuerpo.

DeepTissue2

Si hay tensión, pueden haber “nudos” y tan solo con acercar la mano (sin tocar) podemos sentir diferencia de temperatura con respecto a zonas del cuerpo aledañas sin dolor.

Aquí va a ser necesario hacer lo posible para relajar la zona: que esté apoyada, que no tenga que hacer esfuerzo de ningún tipo, relajar las zonas aledañas o complementarias.

Si existe cualquier tipo de tendinitis indica inflamación por lo que preferiremos aplicar ungüentos o aceite en la zona sin presión. Cuando baje la inflamación movilizaremos de a poco el rango de movimiento y colaboraremos a relajar zonas aledañas.

Si hay alguna dificultad coronaria preferiremos que los movimientos sean en dirección al corazón y no al revés.

EMBARAZO EN EL MASAJE

El embarazo es un momento especial donde debemos tener muchos cuidados y precauciones. Será mas bien para dar mimos, contención y ayudar a concientizar a la madre que para movilizar fibras.

Durante las primeras semanas, por más que la madre tenga dolores, no haremos presiones de ningún tipo solo aplicación de aceite como si fueran caricias.

La aplicación de aceite y el masaje suave con movimientos en dirección al corazón son muy recomendados para favorecer la circulación y la eliminación a través del sistema linfático. El aceite le va a aportar elasticidad para este período de mucho cambio físico y calma para estabilizar las emociones.

embarazadas

Hasta las últimas semanas recomiendo evitar presiones puntuales en los pies, manos o cuello, ya que estimulan la eliminación. Son muy recomendadas cuando estemos cercanos a la fecha de parto.

En las semanas previas al momento del parto podemos aflojar la espalda y el cuello, abrir el diafragma con suavidad (palmas, antebrazos o partes blandas). Si las piernas presentan edemas no haremos presiones.

El masaje no debe ser muy largo.

Todo lo que hagamos debemos hacerlo con el consentimiento de la madre principalmente y del obstetra.

PALABRAS FINALES

Desarrollar la intuición, probar primero en nuestro cuerpo, ser conscientes del dolor del otro, y dar mas apoyo que intentar “sacar” los dolores por la fuerza.

Ambos, “paciente” y ¨masajista¨ deberíamos terminar la sesión mejor que antes. Probemos intercambiar de roles.

El acto de dar no solo gratifica sino que nos da paz.

Adrián Alba

Masajista, Maso-terapeuta y Profesor de Yoga Terapéutico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s