El hábito de creer.

Los medios de hoy son generadores de opinión. No es su objetivo informar la verdad de forma imparcial sino utilizar la información disponible para generar tendencias. Se abusan del habito/ costumbre de antaño cuando podía uno disponer de información verídica, como en la época de nuestros abuelos y formar opinión propia.

Hoy en día eso no existe y el hábito es tan fuerte que si se informa una parcialidad o una mentira seguimos impulsados creyendo que es verdad. El lector/televidente cree estar formando una opinión propia pero en realidad es una opinion impulsada por otros seres.

Es imperativo realizar un esfuerzo tan grande para poder discernir mínimamente una verdad de una mentira que muchos de nosotros no estamos dispuestos a indagar. Preferimos quedarnos con lo cómodo, lo conocido como si tuviéramos la esperanza de que eso nunca va a cambiar.

Vivimos realidades completamente relativas, ¿O acaso no nos pasa eso con nuestros familiares? ¿Cuál es la clave para no sentirnos tan apretados chocando unos con otros y hasta con varios aspectos de nosotros mismos?

Tal vez generar el espacio dentro nuestro, no aceptar ningún dicho como absoluto y mantenernos abiertos.

Esa es la práctica que debemos mantener presente: observar y observarnos.

Adrian Alba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s