Yoga Rahasya de Nathamuni (Madhurakavi)

(Continúa de: Primeras Palabras)

Madhurakavi

Muchos años atrás, un erudito muy estudioso llamado 
Madhurakavi viajaba por el norte de la India. 
El vió un brillo astral muy fuerte llevándolo hacia 
el sur. 
Empujado por tal intensidad, siguió esa luz la cual 
lo trajo a un pequeño pueblo y luego lo unió a un 
joven sentado en el hueco de un árbol de tamarindo. 
Fascinado por esta experiencia Madhurakavi quizo 
establecer contacto con el chico, quien estaba 
sentado de piernas cruzadas, con sus ojos cerrados 
y aparentemente en un estado muy profundo de 
meditación. 

madurakavi

Madhurakavi intentó despertar al joven asceta de su
meditación aplaudiendo, tirando piedras al suelo y 
gritándole bien fuerte. Cuando nada parecía 
disturbar al niño, Madhurakavi planteó una pregunta. 

Él preguntó:
"Cittathin vaytril siriyathu piranthāl ethaitinru 
engae kidakkum"?
[Cuando el Jīvātma (pequeño ser) entra en el cuerpo 
que es indestructible ¿Dónde permanecerá y que comerá?]

El yogi silencioso abrió sus ojos y respondió 
inmediatamente:
"Attaittinru angae kidakkum"
[Este aceptará las comodidades e incomodidades del 
cuerpo como si fueran propias y se quedará en él, 
entonces comenzando una baddha jiva]

Oyendo esta respuesta profunda, Madhurakavi cayó 
a los pies del joven y le pidió ser aceptado como 
su alumno. 

Este joven que luego se convertiría en uno de los 
mas reverenciados santos de la tradición vaiṣṇava, 
no era otro que Nammālvār.  De hecho, es a través 
de Madhurakavi que las enseñanzas de Nammālvār 
vieron la luz.

Kausthub Desikachar

© KYM

Próxima entrega: Nammālvār

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s